{{recommendedBannerText}}

Spacer
{{recommendedRegLangFull}}

Compresores de aire industriales de CompAir


Líder en el mercado del aire comprimido con soluciones innovadoras adaptadas a los requisitos de las aplicaciones de nuestros clientes, CompAir ofrece una gama de tecnologías de eficiencia energética en las que los profesionales de la industria confían día a día.

CompAir es un fabricante líder de una amplia gama de compresores de aire industriales diseñados con los últimos avances en tecnología de aire comprimido alternativo, de tornillo rotativo, centrífugo y portátil.

Diseñadas pensando en el cliente, nuestras soluciones industriales están orientadas a resolver los retos habituales que plantea su industria. Nuestra oferta de productos está diseñada para adaptarse a una amplia variedad de aplicaciones industriales, ayudando a mejorar la eficiencia, la fiabilidad y el rendimiento de su operación.

Tenemos una variada gama de sistemas de aire entre los que elegir, incluyendo los lubricados con aceite, los exentos de aceite, los de velocidad simple y variable, los portátiles y mucho más.

Nos dedicamos a proporcionar la solución completa para nuestros socios industriales, por eso’nuestra oferta de productos incluye una gama de equipos de tratamiento de aire y accesorios. Proporcionamos una gama completa de equipos de flujo descendente que incluye secadores, productos de filtración, tratamiento de condensados, generadores de nitrógeno, sistemas de recuperación de calor y sistemas de gestión, por nombrar algunos. Cada producto está diseñado para mejorar y optimizar su instalación, ayudándole a alcanzar sus objetivos empresariales.

Seleccione una gama de compresores para obtener más información:

Compresores Lubricados con Aceite

Compresores Exentos de Aceite

Tratamiento de Aire y Accesorios

Compresores Portátiles

La cuarta utilidad

compresor de aire para la industria

Cuando hablamos de servicios públicos, el gas, el agua y la electricidad son los primeros que nos vienen a la mente. Sin embargo, para los profesionales de la industria manufacturera, el aire comprimido desempeña un papel vital en casi todos los procesos de producción. Es la columna vertebral de muchas aplicaciones industriales y proporciona la energía necesaria para completar una serie de trabajos que son esenciales para muchas empresas.

Por esta razón, el aire comprimido es considerado por muchos en la industria como la cuarta utilidad

Desde el agua limpia que sale del grifo hasta la pintura en spray de su coche, el aire comprimido desempeña un papel importante en el mundo moderno y es a menudo la fuente de energía oculta detrás de las cosas de las que dependemos cada día.

Como los sistemas de aire comprimido desempeñan un papel tan importante en muchas empresas, es esencial que los propietarios busquen oportunidades para reducir los costes energéticos y de funcionamiento en relación con su producción de aire comprimido. De hecho, la energía representa el 70% del coste total de un sistema de compresores’

Por esta razón, elegir un compresor con la potencia, la presión y la capacidad adecuadas a sus necesidades es esencial para mantener los costes bajos y reducir su huella de carbono. Siga leyendo para obtener consejos profesionales sobre la elección de un compresor lubricado o sin aceite, la especificación de un tamaño y la selección de una tecnología.

Recuerde que los expertos en ingeniería de CompAir están aquí para apoyarle en su decisión de compra, así que no dude en ponerse en contacto con nosotros para que le asesoremos y orientemos

¿Necesito un compresor lubricado o sin aceite?

Existen diferentes clases de pureza del aire en las que puede entrar el aire comprimido según la Organización Internacional de Normalización (IS0). Es importante considerar si su negocio requiere una clase de aire específica antes de elegir qué tipo de compresor comprar. Los compresores de aire pueden especificarse para cumplir con una clase ISO para garantizar que el producto cumple exactamente con sus expectativas.

Las industrias alimentaria y de bebidas, así como la farmacéutica y la química, suelen exigir una calidad de aire ISO de clase 0. Este es el estándar de aire comprimido más limpio posible y requiere niveles de pureza del aire extremadamente altos.

Si se requiere aire limpio para su aplicación, un compresor sin aceite será siempre la opción más eficiente. Aunque los costes iniciales pueden ser mayores que los de un compresor lubricado tradicional, se beneficiará de la seguridad de poder garantizar siempre una salida limpia de aire sin contaminantes ni silicona. Todos los compresores sin aceite de CompAir’están certificados como aire de pureza ISO Clase 1 o ISO Clase 0, ofreciendo a nuestros clientes la solución más limpia.

Si su instalación de aire comprimido será para uso general y no requiere aire limpio de Clase 0, entonces un compresor lubricado será la opción más económica para usted. Los compresores lubricados son extremadamente populares y son el tipo de compresor más común en los sectores industriales. Son máquinas robustas, fiables y de alto rendimiento. Además, pueden utilizarse equipos posteriores como filtros y separadores para limpiar eficazmente la salida de aire comprimido, eliminando la contaminación y proporcionando un aire limpio adecuado para muchos fines.

Dimensionamiento del compresor

¿Qué tamaño de compresor necesito?
Lo siguiente que debe considerar es el tamaño del compresor. Debe tener en cuenta sus necesidades individuales de aire y elegir un tamaño basado en ello. Elegir un compresor demasiado pequeño podría causar problemas cuando la demanda es alta, lo que provocaría problemas de producción. Sin embargo, un compresor demasiado grande para su operación podría suponer un desperdicio de energía y un mayor coste de propiedad.

También es importante entender sus requisitos de caudal y presión. Tendrá que comprar una máquina que tenga suficiente presión para lograr el rendimiento que necesita para su aplicación. Tendrá que considerar la cantidad de flujo de aire comprimido (CFM) que necesitará a una presión específica (PSI) para que el proceso de aplicación se desarrolle sin problemas. Todos estos factores afectarán al tamaño del compresor que elija.

¿Qué tipo de compresor necesito?
Existen muchos tipos diferentes de tecnología de compresores, desde los compresores de pistón hasta los compresores de tornillo. Para elegir un tipo de tecnología de compresores, debe fijarse de nuevo en su demanda. Considere cuántas horas al año necesitará que funcione su compresor, si necesita un suministro de aire constante o intermitente y si va a haber alguna fluctuación en la demanda. Todos estos factores afectarán al diseño de compresor que elija, ya que cada compresor tiene un conjunto único de características y ventajas.

¿Aún no está seguro? Realice una auditoría de aire
Si todavía no está seguro, puede considerar pedir a un profesional que realice una auditoría del aire. Esto puede ayudarle a evaluar su demanda de aire y proporcionarle algunas formas de mejorar la eficiencia general de su operación

Los expertos de CompAir estarán encantados de ayudarle a encontrar la solución ideal que se ajuste a los requisitos de su planta. Tendremos en cuenta la demanda de aire, la calidad del aire, la presión, los caudales y cualquier otro factor que afecte a su decisión y le proporcionaremos un asesoramiento profesional a medida.

Selección de los equipos aguas abajo
Un sistema de aire comprimido de alto rendimiento es mucho más que un compresor eficiente. Los equipos y accesorios aguas abajo forman una parte esencial de su instalación, optimizando y mejorando su funcionamiento.

CompAir ofrece una amplia línea de accesorios para el tratamiento del aire, como secadores, filtros, drenajes de condensado, generadores de nitrógeno, sistemas de recuperación de calor y sistemas de gestión. Nuestros accesorios completan su sistema y ayudan a mejorar el rendimiento de su instalación.

help selecting your industrial air compressor

Soluciones a medida para sus aplicaciones

Los compresores de aire industriales son el caballo de batalla de muchos productos y procesos, ¡algunos de los cuales ni siquiera se da cuenta! Desde el envasado y el procesamiento de alimentos hasta el recubrimiento de pastillas y la pintura de coches por pulverización, los usos del aire comprimido industrial son muy variados.

Algunas de las industrias y aplicaciones más comunes en las que se utilizan los compresores de aire CompAir incluyen:

Automoción
Se utiliza para el ensamblaje de coches y motores, así como para impulsar robots de IA y crear acabados limpios con pintura en spray.

Alimentos, bebidas y elaboración de cerveza
Se utiliza durante la producción de productos cerveceros, así como para el envasado, procesamiento y transporte de alimentos.

Química y Petroquímica
Se utiliza para la manipulación de materiales peligrosos, así como para la generación de nitrógeno y aire de proceso para el contacto directo con el producto.

Fabricación
Se utiliza ampliamente en la industria manufacturera para una variedad de usos, como herramientas y equipos neumáticos, ascensores de acceso y granallado, por nombrar algunos.

Electrónica
Se utiliza para la limpieza de equipos electrónicos costosos, como las placas de circuito impreso, y también para las máquinas pick and place.

Petróleo y gas
Las aplicaciones más comunes incluyen el refinado de petróleo, la síntesis petroquímica, el transporte por tuberías y la inyección de gas.

Marina y militar
El aire comprimido proporciona energía para muchas funciones de los barcos en las aplicaciones marinas y a veces se utiliza para simuladores y blancos de tiro en el ejército.

Médico y Dental
Una variedad de aplicaciones requieren aire comprimido dentro de la industria médica y dental, incluyendo equipos respiratorios, alimentación de equipos quirúrgicos o dentales y esterilización.

Farmacéutico
La industria farmacéutica depende del aire comprimido para envasar y sellar medicamentos, de las bombas de fluidos para mover productos líquidos y de las cuchillas de aire que pueden utilizarse para cortar productos.

Textiles
El aire comprimido puede utilizarse en el proceso de fabricación de materiales de alta calidad durante el tejido por chorro, el hilado, la texturización y el teñido.

CompAir ha invertido 16 millones de euros en la planta del "Centro de Excelencia" de Simmern, en Alemania, donde se fabrican sus compresores de aire industrial. El extremo de aire es la parte más crítica de un compresor industrial, es donde se genera el aire comprimido.

(Si desea ver un vídeo más detallado sobre el funcionamiento de los cabezales de aire, por favor haga clic aquí para ver el vídeo de los cabezales de aire en nuestra página sin aceite.)

es-ES