{{recommendedBannerText}}

Spacer
{{recommendedRegLangFull}}

Compresores de aire para uso industrial

Muchas empresas dependen de la alta calidad del aire comprimido. Es la razón por la que CompAir ofrece una amplia gama de soluciones fiables y de alta eficiencia energética que se adaptan a las necesidades variables de sus clientes.

CompAir fabrica compresores de aire industriales que incorporan los últimos avances en tecnología alternativa, de tornillo rotativo, centrífuga y portátil. Disponemos de una gama variada de sistemas de aire diseñados para adaptarse a todo tipo de aplicaciones industriales: lubricados por aceite, exentos de aceite, de velocidad fija o variable, portátiles, etc.

En el campo del tratamiento del aire y los accesorios, ofrecemos una gama completa de equipos de salida que incluye secadores, productos de filtrado, tratamiento de condensado, generación de nitrógeno, recuperación de calor y sistemas de gestión, entre otros.

Seleccione una gama de compresores para ampliar la información:

Compresores Lubricados con Aceite

Compresores Exentos de Aceite

Tratamiento de Aire y Accesorios

Compresores Portátiles

¿Necesito un compresor lubricado por aceite o exento de aceite?

El aire comprimido puede clasificarse en distintas clases de pureza según la Organización Internacional de Normalización (IS0). Es importante saber si su organización necesita una clase concreta de aire antes de elegir el tipo de compresor adecuado.

Por lo general, en los sectores de alimentación, bebidas, farmacia y química, las empresas necesitan calidad de aire clase 0 ISO. Es la calidad de aire comprimido más alta posible y equivale a una pureza del 100 %. Si su aplicación necesita aire limpio, un compresor exento de aceite será la opción más eficiente. Aunque el coste inicial puede ser superior al de un compresor lubricado convencional, tendrá la seguridad de un suministro de aire libre de contaminación y silicona.

Si su instalación de aire comprimido es de uso general y no requiere aire limpio de clase 0, un compresor lubricado será la opción más económica. Los compresores lubricados son muy populares y los más habituales en la industria. Son máquinas robustas y fiables que ofrecen excelentes prestaciones.

¿Qué tamaño de compresor necesito?

El siguiente aspecto que deberá tener en cuenta es el tamaño del compresor. Tendrá que considerar sus necesidades de aire para elegir el tamaño idóneo. Un compresor demasiado pequeño puede plantear problemas cuando aumenta la demanda y afectar a la producción. Pero un compresor demasiado grande derrochará energía y aumentará el coste total de propiedad.

También es importante conocer las necesidades de caudal y presión. Deberá elegir una máquina con presión suficiente para su aplicación. Otro aspecto importante es el caudal de aire comprimido (CFM) necesario para una presión concreta (PSI) a fin de que el proceso funcione con normalidad. Todos estos factores determinarán el tamaño del compresor.

¿Qué tipo de compresor necesito?

Existen diferentes tecnologías de compresión, desde la alternativa de pistón hasta la de tornillo rotativo. Para elegir el tipo de tecnología más adecuado, también deberá analizar su demanda. Considere el número de horas anuales durante las que funcionará el compresor, si necesita un suministro de aire constante o intermitente y si la demanda va a fluctuar. Todos estos factores determinarán el diseño de compresor más indicado, ya que cada compresor ofrece distintas características y ventajas.

Pasos que se deben dar antes de la compra

Si aún alberga dudas, puede solicitar a un profesional que lleve a cabo una auditoría de aire para evaluar su demanda de aire y que le oriente sobre las mejores formas de aumentar la eficiencia general de su instalación.

Los expertos de CompAir le ayudarán a encontrar una solución idónea y perfectamente adaptada a los requisitos de su planta. Nuestro asesoramiento profesional y personalizado tendrá en cuenta la demanda de aire, la calidad de aire, la presión, los caudales y cualquier otro factor que pueda afectar a su decisión.

Aplicaciones de los compresores de aire industriales

Los compresores de aire industriales se convierten en la clave que hace posibles numerosos productos y procesos. Algunos de ellos le sorprenderían. Desde el envasado y procesamiento de alimentos hasta el recubrimiento de tabletas o la pintura de coches por aerosol, los usos del aire comprimido industrial son múltiples.

Estas son algunas de las industrias y aplicaciones que utilizan habitualmente aire comprimido:

Automoción

Se emplea para ensamblar coches y motores, accionar robots con IA y crear acabados perfectos con pintura por aerosol.

Alimentación, bebidas y producción de cerveza

Se utiliza durante la producción de cerveza y para envasar, procesar y transportar alimentos.

Química y petroquímica

Se emplea para manipular materiales peligrosos y para generar nitrógeno y aire de proceso para el contacto directo con el producto.

Fabricación

Se utiliza extensamente en una variedad de aplicaciones del sector de la fabricación industrial, como herramientas y equipos neumáticos, elevadores de acceso y chorro de arena, por mencionar algunas.

Electrónica

Se emplea para limpiar equipos electrónicos de elevado coste, como placas de circuito impreso, y para accionar máquinas de recogida y colocación.

Petróleo y gases

Las aplicaciones más frecuentes incluyen refinado de petróleo, síntesis petroquímica, transporte por tubería e inyección de gas.

Tecnología naval y militar

El aire comprimido es la energía que acciona numerosas funciones en un barco y también se utiliza ocasionalmente en simuladores y objetivos de alcance de disparo militares.

Medicina y clínicas dentales

Hay distintas aplicaciones en los sectores médico y dental que requieren aire comprimido, como equipos respiratorios, energía para instrumentos quirúrgicos y dentales o esterilización.

Farmacia

La industria farmacéutica depende del aire comprimido para envasar y sellar medicamentos y para accionar bombas de fluidos que transportan productos líquidos o cuchillas de aire que cortan productos.

Textil

Se puede utilizar aire comprimido en la fabricación de tejidos de alta calidad durante los procesos de tejido o hilado por chorro, texturización y teñido.

Innovación en diseño

CompAir ha invertido 16 millones de euros en el "Centro de Excelencia" de Simmern (Alemania), donde se fabrican sus compresores de aire industriales.

Este vídeo ofrece más información sobre la innovación que representa nuestro nuevo centro.

El elemento de compresión es el componente más importante de un compresor industrial. Es donde se genera el aire comprimido, por lo que se requieren tolerancias muy ajustadas para fabricar cada pieza con tal precisión nanométrica que permita un ensamblaje perfecto de las parejas de rotores.

(Si desea ver un vídeo más detallado sobre el funcionamiento de los elementos de compresión, desplácese hacia abajo, hasta el vídeo de elementos de compresión de nuestra página de compresores exentos de aceite)


es-ES