{{recommendedBannerText}}

Spacer
{{recommendedRegLangFull}}
encabezado de compresor de aire lubricado con aceite

Tecnología de compresores de aire lubricados por aceite

Compresores lubricados


Los compresores lubricados necesitan aceite para mantener que el proceso de producción se desarrolle sin complicaciones. Son máquinas fiables y eficientes que pueden dar servicio a distintas herramientas y accesorios neumáticos para maximizar la rentabilidad y conformar una instalación práctica. Los compresores lubricados pueden ser de distintos tipos: lóbulos, tornillo, anillo líquido, Scroll y paletas.


Para eliminar el aceite del aire comprimido, se utilizan numerosos equipos de salida, como filtros de aceite y secadores. Permiten eliminar cualquier contaminación del aire e incluso limpiarlo hasta 0,01 micras. Es una excelente solución para numerosas aplicaciones industriales: fabricación, construcción, gestión de residuos, excavación, reciclaje, etc.



instalación de compresor de tornillo lubricado con aceite
pareja de tornillos rotativos para compresor de aire
Una pareja de rotores de tornillo

¿Qué es un compresor de tornillo rotativo?

Los compresores de tornillo son uno de los tipos más populares de compresores lubricados por aceite. Son máquinas de desplazamiento positivo de uso predominante en el mercado. El elemento de compresión de tornillo consta de rotores macho y hembra que se mueven el uno contra el otro mientras disminuye el volumen entre ambos en la carcasa. La relación de presión de un sistema de tornillo depende de la longitud y el perfil del tornillo y de la forma del orificio de salida.

Por lo general, los dos rotores tienen perfiles distintos. El rotor macho tiene lóbulos convexos, mientras que las cavidades del rotor hembra son cóncavas. Este diseño permite su engranaje. El rotor macho suele tener menos lóbulos que el hembra para poder rotar a mayor velocidad e impulsar al rotor hembra.

El elemento de tornillo no incorpora válvulas, y tampoco existen fuerzas mecánicas que creen desequilibrios. Por tanto, puede funcionar a alta velocidad y generar un caudal importante con un pequeño tamaño exterior.

Componentes principales y funciones de un compresor de tornillo rotativo

Rotores

Los rotores soportan la principal carga de un compresor rotativo de tornillo. La pareja de rotores se ubica en el interior de los cilindros de compresión. Al girar, los rotores atrapan un volumen de aire y lo comprimen a una presión superior mientras se desplaza.

Motor eléctrico

Un compresor necesita energía, y el motor se encarga de proporcionarla. El motor impulsa el giro del rotor macho, que, a su vez, impulsa al rotor hembra.

Cojinetes

Se utilizan para asegurar que los rotores se mantienen en la posición correcta. Están ubicados en los extremos de cada rotor y garantizan una rotación equilibrada de los mismos.

Válvulas de succión y salida

Estas válvulas controlan la recuperación inicial de gas y la eliminación del compresor. La válvula de succión se abre para que penetre aire en el sistema y la válvula de salida recibe el aire a presión al final del proceso.



Filtrado en el separador de aceite

Es necesario eliminar el aceite del aire comprimido. Un separador se encarga de eliminar la mayor cantidad posible de aceite y de devolverlo al compresor para que cumpla sus funciones lubricantes, limpiando así el aire. Este vídeo ofrece información adicional sobre la importancia de los repuestos originales en el proceso de separación de aire y aceite de un compresor CompAir.

Controlador

Permite controlar y utilizar el sistema de aire. El controlador permite supervisar los parámetros de funcionamiento del sistema y comprobar si funciona de forma eficiente.



Controlador de compresor Delcos XL
Controlador de compresor Delcos XL con pantalla táctil

Lubricado por aceite o exento de aceite

En un compresor de tornillo rotativo de inyección de aceite, el aceite cumple cuatro funciones principales. Se inyecta en la cámara de compresión para enfriar la máquina, lubricar las piezas móviles, sellar el proceso y reducir la disipación de ruido. La válvula termostática también es importante para mantener una temperatura óptima a lo largo del rango de temperaturas ambiente controlando la cantidad de aceite que circula hacia el enfriador de aceite o la derivación.

Para eliminar el aceite del producto final, cuando el aire comprimido sale del elemento de compresión, pasa por un separador de aceite. En él se elimina la mayor par del aceite mediante cambios de velocidad. A continuación, se pueden utilizar filtros coalescentes para reducir aún más la cantidad de aceite hasta llegar a un nivel de transferencia de solo unas 2-5 ppm.

Por otro lado, un compresor exento de aceite no contiene aceite en las cavidades de combustión. Los rotores macho y hembra no entran en contacto y mantienen sus posiciones mediante engranajes de sincronización lubricados que están en el exterior de la cámara de compresión. Este sistema garantiza que el aire generado por el compresor está totalmente exento de aceite. En los compresores de inyección de agua exentos de aceite, se utiliza agua en lugar de aceite para la refrigeración y la lubricación.

Muchas empresas optan por compresores exentos de aceite porque garantizan la generación de aire limpio.

COMPAIR lubricated screw installation

Sugerencias de mantenimiento de compresores lubricados

Utilice el aceite correcto

En los compresores de inyección de aceite. este tiene un papel esencial. Asegúrese de utilizar en todo momento el tipo de aceite correcto para su instalación. El aceite OEM original siempre es la mejor opción, ya que mantiene la integridad del sistema y garantiza el buen funcionamiento de la máquina.

Compruebe si hay fugas de aceite o de aire

Las fugas pueden reducir enormemente la eficiencia de un sistema y traducirse en pérdidas económicas. Nuestros expertos del servicio postventa pueden conducir un estudio de detección de fugas con tecnología ultrasónica para identificar de forma rápida y sencilla cualquier fuga en el sistema.

Examine el elemento de compresión con regularidad

Con un mantenimiento adecuado, el elemento de compresión tiene una vida útil de unas 44 000 horas. El recalentamiento, la mala lubricación, la condensación y la corrosión son factores que pueden provocar daños y dar lugar a averías en el elemento de compresión. Comprobar regularmente el elemento permite detectar y resolver los problemas a tiempo.

Compruebe las mangueras con regularidad

Compruebe periódicamente las mangueras del compresor para detectar grietas o signos de corrosión que puedan dar lugar a fugas y reducir la eficiencia energética.

Drene la condensación de los depósitos de recepción de aire

El drenaje regular de los depósitos de recepción garantizará su limpieza y buen funcionamiento. La acumulación de humedad puede afectar negativamente a la producción de aire comprimido.

Compruebe y cambie los filtros de aire

Si el filtro de aire no funciona eficazmente, puede permitir la entrada al sistema de partículas de suciedad y polvo. En tal caso, el compresor tendría que hacer un esfuerzo para hacer entrar aire al sistema. Si detecta la acumulación de polvo, considere cambiar el filtro de aire.

Este vídeo muestra el funcionamiento de un elemento de compresión



es-GT